Tips para estudiar mejor
Pin It

Cuando aprendimos a nadar seguramente alguien nos empujó hacia el agua y nos sostuvo a flote enseñándonos algunos movimientos básicos. Lo mismo cuando aprendimos a andar en bicicleta: la primera vez un amigo o pariente nos empujó y acompañó durante esos primeros pedaleos que son cruciales para mantener el equilibrio.

Con el estudio pasa, en definitiva, exactamente lo mismo. Para concentrarse, reflexionar con claridad, no perder tiempo en cuestiones secundarias, es necesario conocer algunos consejos que agilizan el proceso y nos ayudan a que resulte más positivo. Si estás estudiando, si tenés que rendir alguna materia y querés adquirir hábilmente técnicas infalibles, en esta nota de alaMaula te presentamos los mejores tips para estudiar mejor. Pero, ¡ojo! Absolutamente nada se logra por arte de magia: lo primero que hay que poner sobre la mesa es voluntad, esmero y mucho trabajo.

clases

. Estudiá en sesiones pequeñas pero frecuentes: Es importante que nos marquemos a nosotros mismo no sólo un espacio, sino también un tiempo diario destinado exclusivamente al estudio. Así, con el correr de los días, descubriremos que, como el cuerpo nos pide alimento al mediodía, la mente nos pedirá estudio en el momento preciso. Cuando hablamos de sesiones pequeñas estamos pensando en la fatiga y el stress que supone para el cuerpo y para la mente estar estudiando por largas horas interminables. En este sentido, es fundamental no dejar todo para último momento y contar con tiempo suficiente para estudiar en sesiones relativamente cortas, de dos horas como máximo.

. Intenta estudiar de día: sabemos que muchas veces, con los avatares de la rutina cotidiana, no tenemos suficiente tiempo para estudiar de día y terminamos insomnes haciéndolo de noche. Lo cierto es que varias investigaciones han comprobado que la luz natural, del sol, es extremadamente más positiva para la concentración que la luz artificial. Si después de todo no tenemos más remedio que estudiar por la noche, es importante procurar que la luz caiga directamente sobre lo que estamos leyendo y bajo ningún punto de vista sobre nuestros ojos.

. Evita estudiar acostado: Además de que las oportunidades de relajarnos y dormirnos se acrecientan enormemente, estudiar acostado implica por lo general adoptar posturas incómodas que pueden dañar nuestra columna y, algo que pocos saben, el exceso de sangre que se acumula en el cerebro bajo esta posición puede perjudicar los procesos cognitivos de aprendizaje. Siempre es conveniente hacerlo sobre una mesa, con la columna vertebral recta en el respaldo de la silla, una buena luz natural y en un lugar que sea fundamentalmente silencioso y tranquilo.

clasess

. En cuanto al contenido del estudio propiamente dicho podemos decir varias cosas: en primer lugar, es importante conocer bien cuál es el tema o área dentro de lo que se inscribe lo que tenemos que estudiar. Leer títulos o los primeros párrafos de cada capítulo es una buena manera de comenzar a hacernos una idea global de la temática antes incluso de adentrarnos en ella.

. A medida que vamos leyendo podemos generar soportes o ayudas para la memoria, tales como cuadros sinópticos o tablas que nos permitan luego recordar conceptos o palabras principales sin necesidad de volver al texto original y sus interconexiones.

. Consultar el diccionario frente a un término desconocido o a otras fuentes bibliográficas es una excelente manera de recabar información variada y con ella armar un propio esquema de pensamiento que, lejos de repetir memorísticamente lo que dice otro autor, sea producto de nuestro propio pensamiento crítico.

Lucia Cugini

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*
*

REGISTRATE Y ENTERATE DE TODAS LAS NOVEDADES EN ALAMAULA PODES INGRESAR A UN NUEVO MUNDO DE OPORTUNIDADES